CONTACT:

CONTACT:
Este blog narra la historia de dos hermanos que el 7 de mayo de 2012 decidieron emigrar a Suiza para buscar un futuro que en España, se nos niega. El día a día de cómo buscar trabajo, vivienda, seguros médicos, etc. A nuestro paso nos encontramos con trabas esperadas (idioma, cultura, etc.) y otras inesperadas (desmotivación, ansiedad, frustración, etc.). Esperamos que nuestra historia sirva de ayuda a los miles de personas que se sienten identificadas con nosotros. CONTACT: info.mevoyasuiza@gmail.com

martes, 10 de julio de 2012

Día 65: Consumismo (Trabajar en Suiza)

Hoy vamos a hablar del consumismo suizo. Aquí es normal pasear por un centro comercial y ver a la gente en sus restaurantes, tiendas, etc. cargados de bolsas. Esa es una imagen que en España dejamos de ver hace tiempo. A nosotros nos da un poco lo mismo, porque actualmente no estamos en la situación de ser grandes consumidores, pero la verdad es que se nos alegra la vista al ver como hay movimiento, y los negocios van viento en popa, es decir, que se generan puestos de trabajo, ya que todos esos establecimientos tienen el movimiento necesario como para estar necesitados de personal.



En España, en los últimos años, también ha habido mucho consumismo, pero de otro tipo… todo el mundo, durante cuatro años consumismo pantalón, sumismo jersey, sumismos zapatos, jajaja. Menos consumismo trabajo…

Os dejamos una foto del Centro Comercial Balexert.



CURIOSIDAD: El barrio de Carouge, que es en gran parte bohemio y pintoresco, tiene una historia interesante. Parece ser que las murallas que guardaban Ginebra, abrían las puertas para que judíos y cristianos entraran a la ciudad a comerciar, comprar etc. Al atardecer, judíos y Cristianos (recordar que Ginebra era y es protestante) debían volver a sus aldeas a pernoctar. En España, en época de la dominación musulmana, también existían las denomidas “juderías” y pasada la dominación “morerías”, que eran Ghettos donde se afincaban estas comunidades según su religión.



Hablando de Ghettos, y aunque nosotros estemos encantados con conocer a españoles, os recomendamos que no caigáis en la trampa de integraros en uno. Por supuesto que es positivo relacionarse con españoles y nosotros lo hacemos a diario pero… siempre que podáis, relacionaros con la gente de aquí. Se aprende más el idioma, se da uno cuenta de cuan diferente son nuestras costumbres, la cultura, todo! Nuestro consejo es que si os tenéis que integrar en una comunidad particular, que sea la de aquí. Esto si es verdaderamente integrarse. Si uno coge y se pone la tele en español, la radio en español, el Google en español, y baja al bar de españoles a hacer el café… es muy difícil llegar a integrarse y bajo nuestro humilde punto de vista, es un error.



LA CENA: hoy han venido a cenar nuestros amigos Abi y Yann, con su retoño Alma y la abuela “Susana”. Hemos pasado un rato muy divertido. Está superbién esto de que puedas verte con españoles (que sabes que te entienden) y con un suizo (que también tienen su humor…). Armando, que es un “cocinillas” se lo ha trabajado y ha hecho una cena italo-hispano-suiza. Alguno dirá: “¿Y cómo se hace eso?”. Pues se hace una tortilla de patatas (hispano), una “brocheta” (italiano) y de postre queso Camembert (franco-suizo), y hala, todos contentos!!!

Ahora que ya se han ido y aprovechando que no me oyen.. cómo le pegan al vino esta gente!!!



Si lees esto Abi, no va por ti… es por tu marido, ajajaja.  

Aquel que tiene un “por qué” vivir, se puede enfrentar a todos los “cómos”… (Friedrich Nietzche)


El post de hoy se lo dedicamos a la madre de Abi, por su simpatía y naturalidad!

5 comentarios:

  1. saludos es verdad que si no hay consumo....pasa lo que pasa actualmente en españa con su mismo....es como un pez que se muerde la cola,yo he trabajado en hipermercados y ver que el corte ingles rebaja sus productos (marca blanca)a precios muy competitivos es que están realmente jodidos,por cuestión de marca es muy dificil que cierren un corte ingles aunque sea pura perdida,lo digo por ejemplo el de talavera hay mas trabajadores que clientes y cuando entras realmente te asaltan para que compres...Esperemos que todo mejore...cambiando de tema creo que ya han realizado el primer rescate bancario creo 30.000 m.e creo que habrá un segundo.Mucho ánimo y espero que tengais un buen dia de trabajo;) da gusto decirlo asi

    ResponderEliminar
  2. Luis Patricio Pérez11 de julio de 2012, 5:23

    Leyendo el post de hoy, me entra la duda de si vosotros lleváis ahí dos meses o varios años. De verdad. Comentáis cosas que a mí me costó varios años asimilar y de las cuales bien que me arrepentí posteriormente. Me refiero, por ejemplo, al párrafo de la integración. Yo lo primero que hice al llegar allí fue comprarme una parabólica para ver la tele española. Craso error.

    ResponderEliminar
  3. HEY COMPANYS:A vosaltres, com a mi,os agradan les frases fetas i
    els refranys. Crec que es la esensia de la sabiduria on s'amaguen, en poques paraules, patrons on descansa posibles desicions que tinguis que pendre.
    Aqui en va una.DONDE FUÉRES... HAZ LO QUE VIERES.Aquesta frase m'ajudat a sobreviure 30 anys de conductor "routiere",per aquest mons de deu.
    VINGA SALUD I FORÇA...

    ResponderEliminar
  4. Una pregunta... Y para montar un negocio tipo "autonomo", que requisitos y posibilidades veis?
    Mi pareja y yo somos fotógrafos, y viendo como anda el panorama por nuestra queridisima "Aspaña", nos entra la duda y es una posibilidad que nos hemos planteado

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo en vuestra reflexión sobre la integración. Yo llevo 4 meses en Ginebra y no me he relacionado con ningún español. Aunque tengo que decir que cada vez que voy por la calle y escucho a alguien hablar español, me entran unas ganas terribles de pararle y ponerme hablar con él/ella. Además, de que sólo conozco a una persona de nacionalidad suiza, el resto extranjeros de múltiples nacionalidades, de los cuales algunos no hablan ni una palabra de francés. Un saludo y enhorabuena por el trabajo!! Qué vaya bien!!

    ResponderEliminar