CONTACT:

CONTACT:
Este blog narra la historia de dos hermanos que el 7 de mayo de 2012 decidieron emigrar a Suiza para buscar un futuro que en España, se nos niega. El día a día de cómo buscar trabajo, vivienda, seguros médicos, etc. A nuestro paso nos encontramos con trabas esperadas (idioma, cultura, etc.) y otras inesperadas (desmotivación, ansiedad, frustración, etc.). Esperamos que nuestra historia sirva de ayuda a los miles de personas que se sienten identificadas con nosotros. CONTACT: info.mevoyasuiza@gmail.com

lunes, 16 de julio de 2012

Día 71: El trío (Trabajar en Suiza)

Ya estamos todos!!!  Cuando estaba esperando en el Aeropuerto, ha empezado  a salir la gente en tromba. Nos podéis hacer idea de la cantidad de gente que habla español, me atrevería a decir que el 70% de los que salían. El resto, un 20% inglés y un 10% francés. ¿Curioso, no?



CURIOSIDAD: en el aeropuerto, en la puerta de llegadas de viajeros, estamos acostumbrados a ver un cordón de seguridad a modo de valla, y un guardia de seguridad vigilando que nadie traspase esa valla en busca del familiar o amigo que acaba de llegar. De hecho, no solo es que haya un guardia de seguridad, es que además tiene siempre un “moscón” intentando negociar con él para que le deje entrar en la zona prohibida aludiendo que quiere pasar a ayudar a su mujer viene con 5 maletas, 4 hijos, 1 bici, 2 perros y 1 gato (todo falso por supuesto), con la única intención de no tener que esperar como el resto. La curiosidad es que aquí en Ginebra, ni valla, ni vigilante, ni gaitas! Hay un cartelito en la pared que pone “prohibido pasar”, y una línea roja pintada en el suelo, con eso les basta…

Al ver atónito como la gente respetaba escrupulosamente esa línea, aun muriéndose de ganas de ver a los suyos, he decidido hacer un experimento. Si la distancia entre esta línea roja y la puerta por donde salían los viajeros era de unos 5 metros, he avanzado aproximadamente medio metro, y he notado como las miradas de la gente que había a mi alrededor se clavaban como cuchillos, jajaja. Ha sido súper gracioso porque después de retirarme, he visto un señor mayor que no me quitaba el ojo de encima, lo que ha provocado el experimento nº2. Con el pie derecho (solamente el derecho) he pisado parcialmente la línea, y miraba al hombre como no podía apartar la vista de mi pie, como pensando: “uy, este señor no se ha dado cuenta de que está pisando la línea…¿voy y se lo digo?”, jajaja. En serio que ha sido increíble, verlo para creerlo.



INFO ÚTIL: Para los que viajáis con niños, deciros que el carrito de bebé se sube arriba al avión (sin que te cobren). Además, dos azafatos te ayudan a acomodarte en todo momento. Incluso tienes preferencia en el embarque, justo después de los pasajeros que han contratado en
Business.

CLIMA: las diferencias de clima aquí pueden ser realmente extremas, no solo en comparación con otros países, sino dentro del mismo. Nos dicen que puede haber una diferencia de hasta 10 grados entre Ginebra y Lausanne, que están a 50 km el uno del otro. Será por eso que en Ginebra hace tantísimo calor… Una cosa curiosa del clima, es que por mucho calor que haga durante el día, por las noches hace frío. Cuando digo que hace frío, no me refiero a que refresca, sino que te tienes que tapar con un nórdico por la noche, y por supuesto no dejar ni una sola ventana abierta.  

Algo malo debe tener el trabajo, o los ricos ya lo habrían acaparado (Mario Moreno ‘Cantinflas’).



El post de hoy se lo dedicamos a… mis chicas, Isabel y Laia!!!

   


2 comentarios:

  1. hola quiero ver ha la laia cantarle ha su abuelo

    hay hay hayhay o si lo prefiere al cari
    el abuelo

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, sí, está gracioso lo de la raya. Hasta hace poco había una valla, aunque sin guardia, últimamente la quitaron para poner tan solo esa raya, y la verdad es que todos alucinamos de que manera se respeta... Aunque bueno, si hay quien no quiere respetar lo hara con valla igual, ya vi alguna vez algunos que se colaban, aun en tiempos de la valla.

    ResponderEliminar