CONTACT:

CONTACT:
Este blog narra la historia de dos hermanos que el 7 de mayo de 2012 decidieron emigrar a Suiza para buscar un futuro que en España, se nos niega. El día a día de cómo buscar trabajo, vivienda, seguros médicos, etc. A nuestro paso nos encontramos con trabas esperadas (idioma, cultura, etc.) y otras inesperadas (desmotivación, ansiedad, frustración, etc.). Esperamos que nuestra historia sirva de ayuda a los miles de personas que se sienten identificadas con nosotros. CONTACT: info.mevoyasuiza@gmail.com

lunes, 17 de septiembre de 2012

Días 127-135: Mente sana (Trabjar en Suiza)

Mucho hemos hablado de los tres pilares que, en nuestra humilde opinión, conforman una base sólida antes de emprender el viaje a Suiza en busca de trabajo, a saber:

 

· Presupuesto económico

· Dominar el idioma

· Mentalidad fuerte

 

Hoy voy a hacer especial hincapié en el tercer punto, ya que en ocasiones lo hemos tratado de pasada y en estos momentos, nos parece oportuno comentarlo.

 

Cuando uno se plantea una aventura similar, es porque tiene una personalidad más “echada pa’lante” que el resto de personas. La mayoría de personas tiene auténtico pavor a adentrarse en lo desconocido, nuevo idioma, nueva cultura, y sobretodo abandonar lo conocido, familia, amigos, etc.

Partiendo de esa base, todos pensamos que será duro, que tendremos malos momentos, pero de verdad os digo que ni nos acercamos a pensar lo que puede macharte emocionalmente esta experiencia. Valga como ejemplo “Gran Hermano”, separados durante tres meses de su entorno, ¿os dais cuenta como dicen que todo se magnifica? Reaccionan de modo totalmente anómalo según sus propios familiares. Muy bien, pues a esa situación, quitadle la piscina, ponerlos a dormir en colchonetas de plástico, hacedles trabajar “de verdad” durante 12-14 horas al día… es para convertirse en Mr. Hyde.

 

El otro día en el grupo de Facebook, Silvia comentaba que ella está en Berna trabajando, y ha dejado en España a su marido y a su hijo. Comentó que su hijo de 9 años no quería hablar con ella por Skype, ni le escribía y que eso la machacaba a nivel anímico, pero que confiaba en que una vez se reencontraran todo cambiaría.

A nivel personal, puedo decirte lo siguiente: mi hija tiene dos años y medio. Cuando vine aquí, hacía un mes que habíamos pasado la etapa de “quitar el pañal”. Laia ya había aprendido a avisar a su mami cuando tenía pipi o caca. Pues bien, al poco de estar separados, empezó a hacérselo todo encima. Cuando hablábamos por Skype, me decía “Papi Suisa no, a casa con la Laia”. Realmente no puedo ni imaginarme cómo hubiera reaccionado si mi hija ni siquiera quisiera hablar conmigo, pero puedo decirte que una vez juntos, el problema del pipi se solucionó el segundo día (el de la caca lo estamos trabajando todavía).



Yo, soy un enfermo de “las listas”, porque me ayudan a tomar decisiones y ver las cosas con mayor amplitud. Al venir me hice una lista con cosas positivas y cosas negativas de emprender una aventura similar, con lo que ello acarrea. Desde que vine me he hecho muchas, muchísimas  listas, y siempre ha pesado más lo positivo que lo negativo.

Los niños se adaptan bien, lo que ocurre es que nosotros (yo me incluyo) somos egoístas y buscamos una excusa para justificar nuestro deseo de abandonar. Nos preguntamos si estaremos haciendo lo mejor para ellos, cuando es obvio que sí, pero cosas como un cambio de conducta en el pequeño, nos “vienen bien” a nosotros mismos para plantearnos una posible rendición. Al menos, es lo que me ocurrió a mí…

Por mi parte, intento racionalizar todos mis sentimientos, y os prometo que cada día tengo que hacer 1 hora de auto-psicoanálisis para mantenerme firme y sereno.

¿Realmente podemos ser felices aquí?

¿El dinero lo es todo?

¿Se adaptará mi hijo aquí?

Todos sabemos la respuesta, pero buscamos esa excusa que convierta “nuestros miedos en razones”.

A Silvia decirle que es un ejemplo de superación absoluto, que siga luchando y que esperamos que pronto obtenga el premio de poder traer a su peque con ella. De mayor tu hijo dirá que gracias a su mamá, tiene un futuro, habla idiomas, etc. Ánimo!

 

 

CURIOSIDAD:

IKEA

La compañía sueca debe su nombre a las iniciales de su fundador, Ingvar Kamprad, unidas a las iniciales de granja (Emmtaryd) y la población (Agunnaryd) donde creció.

INFO ÚTIL:

En la MIgros y la Coop (los supermercados más presentes en toda Suiza) hay tablones de anuncios para buscar trabajo. Facilitan un formulario con 10 tiras recortables manualmente para que quien busque trabajo como empleada del hogar o cuidadora de niños pueda ofrecer allí sus servicios.



FRASE DE HOY: Si puedes soñarlo, puedes hacerlo. Pregúntate si lo que estás haciendo hoy, te acerca al lugar donde quieres estar mañana. Recuerda, que todo empezó con un ratón… (Walt Disney).

 

El post de hoy se lo dedicamos a nuestra particular “madre coraje”, Silvia.

2 comentarios:

  1. Despues de un día un poco "jodidillo", leo el blog y no sabeís como ayuda, yo también quiero mandar mi apoyo a Silvia, de verdad lo que estais haciendo también es por lo niños, lo agradecerán muchísimo cuando crezcan y a nosotros nos reconfortará, lo que pasa es que hasta entonces... ánimo Silvia esto también es por él.

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    Es importante que la gente sepa que llegar aquí no es como cuentan en la televisión.
    Eres el "extranjero" supongo que la mentalidad cambia mucho de un cantón a otro pero en principio eres motivo de "desconfianza", hasta que te conocen, efectivamente observan que respetas sus normas , que te adaptas...Es complicado.
    Además hay que tener en cuenta la cantidad de extranjeros que han aterrizado en el país y no todos son iguales de respetuosos.
    Los primeros meses, diria incluso años en Suiza a mi me resultaron muy duros.
    Siempre pensando en volver y dejarlo todo.
    Yo llegué mucho antes de la crisis (trabajaba para la administración y me vine aquí siguiendo a un suizo que actualmente es mi marido), aún viviendo con un suizo las complicaciones no me faltaban.
    Es muy dificil abrirse camino , en muchos trabajos si no tienes permiso no te dan trabajo, pero es que el permiso no llega si no hay trabajo.
    Luego con los idiomas, si sólo pidiesen uno...Es muy probable que te pidan el idioma del cantón donde vives y a continuación el alemán.
    Sin tener en cuenta que si no hay trabajo no hay permiso y si no hay permiso alguien tiene que demostrar que puedes vivir en este país, si no tienes pasta para demostrar que eres autosuficiente estás de más, sanidad privada y que cuesta un montón cada mes.
    Hay además otro factor, los sueldos ya no son lo que eran, en la actualidad, es una realidad, los "fronterizos" están dispuestos a trabajar por menos dinero, si vives en Suiza con un sueldo como lo que ellos aceptan no se puede vivir.
    Después se han instalado muchas empresas (no suizas) que vienen aquí para "explotar" con salarios muchos más bajos a los fronterizos.
    He tenido la oportunidad de acudir a varias entrevistas donde me han ofrecido un salario (para ser en Suiza) ridiculo y al contestarles me han dicho que a ver si en España me daban más (REPITO QUE ESTÁS EMPRESAS NO SON SUIZAS AUNQUE ESTán en territorio suizo).
    Todo esto está creando mal ambiente en algunos cantones, y los suizos tiene razón en quejarse.
    Tuve el valor en una entrevista de decirle a mi entrevistado:YO NO ESTOY EN ESTE PAÍS PARA ARRUINAR LA CALIDAD DE VIDA.ES MÁS en un futuro tendré hijos en este país (de hecho tengo uno) y no quiero dejarle un país de mierda a mi hijo.
    Debo decir que después de mucho esfuerzo finalmente encontré el trabajo que deseado.
    España está siempre en mi pensamiento, podría ser un país tan hermoso.

    ResponderEliminar